jueves, 15 de marzo de 2012

Los maravillosos, los inimitables...Red Velvet Cupcakes!!!!!!!!

Son los favoritos de mucha gente, y yo he de admitir que al principio no entendía el por qué...no me llamaba nada la receta, ni me pegaba un cupcake con cierto sabor a cacao con la crema de queso...pero eso fue hasta que un día fui a Cream Bakery (para mí, la mejor tienda de cupcakes de Madrid, ¡vayáis a verla!  Además Paula, la dueña, es un encanto) y me decidí por un Red Velvet (aunque sin dejar de mirar de reojo a los cupcakes de Oreo).  No me arrepentí...y es que ¡están buenísimos!




Qué sabor, qué jugoso, qué delicia...por supuesto lo siguiente que hice tras apretarme el cupcake fue irme corriendo a comprar el colorante rojo para empezar a trastear.  En ese momento no tenían en la tienda a la que fui, ¡era el único color que no tenían! Y entonces lo entendí todo...la gente estaba secretamente en sus casas horneando cakes y cupcakes de red velvet!!!

La ausencia de colorante rojo no me frenó y me decanté por un magenta súper intenso que funciona prácticamente igual.  Así pues, ¡manos a la obra!

La receta está tomada de la web Joy of baking que es una auténtica maravilla.  Aunque algunos ingredientes os suenen un poco rarunos...¡tened fe, el resultado es genial!

Pero antes de nada, una breve historia sobre el Red Velvet...(este pastel lo merece)

Wikipedia informa de que el Red Velvet (o terciopelo rojo en su versión hispana) es un tipo de bizcocho caracterizado por su color rojizo, el cual es producido por la reacción química entre el cacao y el buttermilk, aunque para un efecto más "dramático" se le suele añadir colorante rojo.  Sus ingredientes clásicos son los mencionados además de harina y azúcar, y como anécdota durante la Gran Depresión se utilizaba remolacha para darle jugosidad y aumentar el color rojizo del bizcocho, aunque la mayoría de la gente utiliza actualmente colorante rojo alimentario.  También se explica que antiguamente los cacaos eran menos "alcalinos" por lo cual no era tan necesario el colorante ya que se producía químicamente un rojo más intenso por la reacción del cacao más puro con el buttermilk.  Su "partenaire" más habitual es la crema de queso, aunque también se han elaborado con buttercream.

Históricamente se cree que esta receta se ubica en el sur de los EE.UU. y fue la compañía tejana Adams Extract la primera en comercializar el colorante rojo y en difundir la receta para que la gente pudiera hacer red velvet en sus casas.

Florence Fabricant en su artículo para New York Times "So naughty, so nice" informa que Magnolia Bakery (la famosa de Sexo en NY) fue el primer lugar de Nueva York en comercializar el red velvet en forma de cupcake, ya que es una pastelería especializada en recetas del sur de EE.UU.  Algunos de los halagos que se dedican a esta receta es "un bizcocho que puede parar el tráfico" o la muy acertada cita de la escritora Angie Mosier "es la Dolly Parton de los pasteles, un poco llamativo pero adorable".

Bueno, tras la chapa que os he soltado (era para que vierais que es un pastel con historia, parece que eso le da más encanto ¿no?), aquí va la receta.

PARA EL BIZCOCHO RED VELVET (12 cupcakes grandes o 36 pequeños)

125 gramos de harina
1/4 cucharadita de levadura química (Royal...)
1/4 cucharadita de sal
1 cucharada sopera rasa de cacao en polvo sin azúcar (Valor...)
60 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
150 gramos de azúcar blanco
1 huevo grande
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
125 ml de buttermilk (120 ml de leche + una cucharada sopera de zumo de limón)
1/2 cucharadita de colorante rojo en pasta (Wilton, Sugarflair...)
1/2 cucharadita de vinagre blanco
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico (sobre morado de "Soda litines" de Mercadona)

Precalentar el horno a 170º y poner la bandeja o rejilla en la penúltima ranura comenzando por arriba.

Preparar los papelitos para cupcakes en sus bandejas.

Preparar el buttermilk:  120 ml de leche a los que añadiremos una cucharada de zumo de limón y lo dejamos reposar al menos cinco minutos para que se corte.



Tamizar juntos harina + cacao + levadura + sal y reservar.


Batir la mantequilla con el azúcar hasta que se integren; con batidora de varillas, thermomix, o para las afortunadas, con Kitchen Aid :)

Añadir el huevo y seguir batiendo.  Añadir el extracto de vainilla y seguir batiendo.  Añadir alternando, la mitad de la mezcla de harina, el buttermilk y el resto de la harina, todo ello sin dejar de batir.


En un vasito o tacita, mezclar el vinagre con el bicarbonato sódico y cuando burbujee, añadirlo a la mezcla anterior.

Burbujea, ¡es genial! 

Finalmente, coger un poquito de colorante rojo e incorporarlo a la mezcla hasta que quede completamente teñida.  ¡Queda un color gracioso!
Un poquito de colorante...

Empezamos a mezclar y...

¡CHAN CHAN!

Repartir la mezcla entre los moldes, yo utilizo un aparato de hacer bolas de helado para coger más o menos la misma cantidad y que se hagan todos a la vez en el horno.


Hornear, los cupcakes pequeños estarán a partir de 10-12 minutos y los grandes a partir de 15.  En cuanto pinchemos con un palillo y salga limpio, los sacaremos.  Después de cinco minutos, los sacamos de sus moldes con cuidado y los ponemos en una rejilla para que se aireen.



PARA LA CREMA DE QUESO

125 gramos de queso crema tipo Philadelphia (vale cualquier marca pero ¡que no sea light!)  O como le pasó a la tía de una amiga mía, que no sea a las finas hierbas tampoco ;)
Aunque un día podríamos probar un frosting de queso a las finas hierbas sobre un cupcake salado...anoto la idea.
300 gramos de icing sugar (si no encontráis, azúcar glass tamizado)
60 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Batir con batidora la mantequilla con el azúcar (tapar el bol con un paño para que no salga el azúcar volando).  Una vez integrado, añadir el queso crema y seguir batiendo hasta que se mezcle todo.  ¡No más o puede que se os derrita el invento!


Decorar los cupcakes con la manga pastelera.  Aquí pretendo haceros un paso a paso de cómo hacer las rosas, las fotos las hizo mi madre, siento los "detalles del fondo" jajaja!

Empezamos por el centro y vamos rodeando hacia el exterior.



Yo la primera vez que los hice les puse unos corazoncitos,  y esta vez les he puesto azúcar rojo.  ¡Pero al natural también están bonitos, con el contraste del rojo y el blanco!



Precisamente por su colorido son unos cupcakes muy utilizados en EE.UU. para Navidades y San Valentín, e incluso se me ocurre que podría teñirse de verde la crema de queso y quedarían navideños totales!!

He hecho esta foto para que veáis que hay marcas de papelitos que aguantan mejor que otras el paso por el horno...la de los cupcakes grandes es Squires Kitchen y la de los pequeños, Wilton.  Lo que no entiendo es por qué se me han despegado los grandes, normalmente no me pasa...humm!



Espero que os haya gustado...y hasta aquí por hoy, muchos besotes!!

Clara

13 comentarios:

  1. Wow, qué pinta tienen!! Y las fotos han quedado muy delicadas. Un beso Tchüss :)

    ResponderEliminar
  2. Qué pinta Cla! estas recetas no entran dentro de la operación bikini, verdad? jo!

    ResponderEliminar
  3. Acabo de descubrir tu blog, me ha encantado y te sigo! Te invito al mio y si te gusta te espero como seguidora :) muak

    http://imagenshopper.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por seguirme!! estoy echando un vistazo a tu blog y me mola un montón, vivan las tendencias!! te sigo, besotes ;)

      Eliminar
  4. Te dejé un regalito en mi blog!! ^^

    ResponderEliminar
  5. Son tan ricos y tan bonitos... Te quedaron preciosos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias maja!! más en un futuro muy...medieval. :D

      Eliminar
  6. Hola! hemos creado esta página http://www.cazarecetas.com, donde puedes subir tus recetas, promocionar tu blog y ganar dinero con ellas, damos premios al acabar el mes. Nos gustaría que participases. Te invitamos a que le eches un vistazo a ver si te interesa.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. precisamente esta noche he soñado que hacía estos cupcakes, y no sé que pasaba que acababan todos mojados, se me partía la batidora!!! vamos una auténtica pesadiya! jajajaaja
    Los tuyos excelentes, eso sí. Haznos alguna foto mas de primer plano para ver lo lindos que son ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Carolina! muchas gracias! he puesto la foto más grande para que se aprecie mejor! besos!

      Eliminar
  8. Te han quedado preciosos clara, felicidades. besitos

    ResponderEliminar
  9. Hola Clara!
    Te han quedado geniales! vaya pinta :) yo justo los hice ayer y tambien me salieron bastanet buenos y esponjosos... o eso me han dicho los catadores :P lo de que se despegue el papelito es debido a que los has dejado demasiado tiempo en el molde antes de pasarlos a la rejilla a enfriar o que han estado mas tiempo del que debiera en el papelito antes de meterlos al horno... no es que quiera ir de saber mas que tu que indudablemente no es asi, pero como has finalizado tu post diciendo que no sabes porque simplemente queria anotarlo, pero es desde mi humilde opinion. Me encanta tu blog! eres una artista.
    Un saludo y a seguir asi

    ResponderEliminar